Simeone no quería que los médicos atendieran a Griezmann

A los pocos minutos de terminar el encuentro, se vio una situación curiosa en Glasgow. Antoine Griezmann pidió asistencia médica después de una acción, pero Simeone no quería que el francés fuera atendido para no tener que defender con nueve jugadores en la siguiente jugada. El argentino se enfrasco en una discusión con el colegiado y llegó hasta a forcejear a los doctores para que no entraran al terreno de juego. Al final, como el árbitro ya había concedido el ingreso, los médicos del Atleti fueron obligados a asistir a Griezmann, quien tuvo que salir del campo.